LA APASIONANTE HISTORIA DEL BOLSO

En nuestra primera entrada hablaremos sobre la apasionante historia del bolso. ¿Cuándo aparecieron los primeros bolsos? ¿Para qué se utilizaban?

Hoy en día el bolso es un complemento casi imprescindible para completar cualquier look. Ya sea buscando comodidad o estilo, este accesorio se ha vuelto un “must have” en toda regla siendo símbolo de identidad y de estatus.

Pero… ¿Siempre ha sido así? ¿Cómo ha evolucionado su uso hasta la actualidad?

Resulta complicado saber con exactitud el momento exacto en el que aparecieron los primeros bolsos. En la Antigua Grecia, las mujeres usaban unas bolsas de colores vivos que metían debajo de las túnicas para transportar diferentes pertenencias ya que en aquellos tiempo no existían los bolsillos.

Sabías que.. ¿Fue en el siglo XIII cuando aparecieron los primeros bolsillos, ya que comenzaron a realizar unas pequeñas hendiduras laterales a vestidos, camisolas y jubones para aportar pertenencias?

En la época romana, se comenzaba a notar la diferencia de clases en las bolsas para el transporte de pertenencias. Utilizaban «bursas», sacos que normalmente se colgaban en el cinturón o en un collar. Los más pobres, usaban telas viejas y los no tan pobres llevaban bolsas en cuero o en telas de mayor calidad. En la Edad Media, por el siglo XIV, los primeros bolsos fueron evolucionando en su forma siendo más largos y estrechos, dejando atrás el estilo “saco de transporte”. La mayoría de ellos se realizaban con cueros y pieles de ciervos o cerdos, aunque las personas más poderosas utilizaban bolsos bordados en telas y distintos adornos. Se solían colgar en la cintura y se cerraban con cordones.

Es interesante recordar que, en esta época, tanto los hombres como las mujeres hacían uso de este cómodo accesorio, aunque con finalidades distintas, ya que el hombre acostumbraba a guardar el dinero y para la mujer ya era un símbolo de estatus social.

Durante el siglo XVI y XVII, los bolsos se llenaron de muchísimos adornos y se comenzaban a regalar a modo de detalle entre amigos y familiares. Llama la atención que este tipo de bolsos, muy recargados, vuelven a estar de moda hoy en día. Desde ese momento y hasta el siglo XIX, el bolso evoluciona en la elaboración de bolsos estilo cartera, utilizando piel a la seda y otro tipo de materiales. Es aquí cuando este accesorio deja de ser algo simplemente “práctico” y pasa a formar parte de la moda siendo muy valorado por la sociedad.

Sabías que… ¿Aunque los bolsos pasaron a ser un indispensable en el vestuario, todavía no se utilizaban para guardar el dinero sino para transportar objetos personales? El dinero se guardaba en otro tipo de bolsos, que finalmente se convertirían en las billeteras o carteras de hoy en día

Desde inicios del siglo XX y hasta la actualidad, el bolso pasó a ser y es definitivamente un complemento básico de moda. Un elemento usado para lucir y para combinar con cualquier tipo de look o estilo. Accesorios que han ido evolucionando y adaptándose a las distintas corrientes de la moda. Usado por las mujeres y cada vez más por muchos hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *