LA PANA, EL TEJIDO QUE NUNCA PASA DE MODA

Este tejido de invierno con estética retro setentera, se ha renovado convirtiéndose en un “must have”, indispensable en todo tipo de armarios.

Su textura es muy especial;  para prendas tanto de vestir como casuales. Crea desde looks modernos y cómodos para el día a día o looks más sofisticados que potencian este tejido con prendas más chic. Desde sus versiones más clásicas, hasta en los colores más atrevidos que demuestran tu espíritu creativo.

Pero… ¿Vuelve la pana o es que nunca se ha ido?

La pana ha sido el terciopelo de los más pobres. Una tela de algodón basta pero hermosa que formaba generosos bordones y que, por su resistencia, fue el uniforme de los obreros de la revolución industrial. Los ingleses la inventaron a fines del siglo XVIII, pero los franceses se atribuyeron todo el mérito.

Fuera como fuese, la pana pasó de ser tejido obrero a ser uniforme de los niños de colegio de pago en los felices años 20. Los “boys scout” la adoptaron como suya. En la década de los 50 la pana fue finalmente destronada del olimpo de los símbolos de la clase obrera por los vaqueros.

La pana, mientras tanto, cambió de clase social. Tránsfuga y chaquetera, se pasó de la fábrica al castillo, para vestir a reyes y nobles, y se refugió en los trajes de caza y en los atuendos de campo. De símbolo de la clase obrera a reducto de los aristócratas que cazan zorros en Inglaterra y siempre agazapada en los colegios hasta que en los años 60 la pana pudo apoderarse de nuevo de la moda y del mayo del 68.

Aupada a las pasarelas en los 70, los 80 y los 90. Moschino la convirtió en reina en el 92, en el 93, en el 94…  Desde ese momento, la pana ya no volvió a pasarse de moda.

Son las mujeres las que han cambiado; se lanzan a la pana en todas las prendas. Sobre todo las más jóvenes.  Desde pantalones, faldas y camisas hasta gorros, bolsos y calzado.

Nosotras no íbamos a ser menos y presentamos nuestro bolso YUCA en pana granate, un color que nunca pasa de moda en la época otoño-invierno.

¿Os sumáis a esta tendencia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *