HISTORIAS DE UNA PANDEMIA

solidaridad

Muros, Galicia

La pandemia del Covid-19 nos ha cambiado a todos y todas. A nivel profesional, muchos trabajos han tenido que reinventarse y adecuarse a esta nueva situación, teniendo como prioridad la salud de todas las personas. Durante estos dos largos meses hemos oído hablar mucho sobre los pequeños comercios, los grandes afectados de esta crisis. Empresas, muchas de ellas familiares, que se enfrentan a una situación sin precedentes.

En esta entrada hemos decidido acercarnos a la otra cara de la moneda: el personal de administración pública. Los pequeños ayuntamientos han trabajado duro para sobrellevar esta situación, siendo en muchas ocasiones los primeros en atender a ciudadanos con problemas derivados de la pandemia. 

Ofir Aboy, es Secretaria del Ayuntamiento de Muros. Un ayuntamiento que da servicio a más 8.000 ciudadanos y ha querido unirse al Blog de MAIO para compartir sus sensaciones. Estas son sus palabras:

Muros, Galicia
Muros, Galicia

“Puedo decir, sin dudar, que tanto el personal al servicio de la administración como el gobierno municipal de Muros, en tiempo de Pandemia, se convirtió en un ejército de aliados que combatió unido en el frente de batalla luchando contra un enemigo invisible y desconocido. Nos hizo entender nuestra labor de servidores de lo público y que evidenció que nuestra misión en esta guerra contra la Covid 19 era escuchar, dar voz, ayudar, apoyar  al tejido social y empresarial del término municipal en todos los ámbitos que fueran necesarios e intentar entre todos paliar las consecuencias de la pandemia, costara lo que costara.

He visto y he sido consciente de la SOLEDAD que han vivido nuestros mayores. Este ayuntamiento tiene un gran porcentaje de personas de más de 70 años, necesitaban ser escuchadas y sentían abrumación por la situación que estaban viviendo. Las llamadas a este colectivo eran casi diarias, estando a su disposición e informándoles sobre cualquier noticia relevante. 

Hemos visto una gran solidaridad de los propios vecinos ayudando a otros vecinos y también hemos dedicado mucho tiempo a reunirnos con todos los colectivos de nuestro concello, empresarios de todos los ámbitos y diferentes asociaciones. 

Al principio hubo momentos de incertidumbre, teníamos miedo, sentíamos impotencia, pero poco a poco la unión hizo la fuerza y logramos nuestro objetivo: ganar la peor de las batallas que no hubiéramos imaginado siquiera tener que vivir. Quedarán muchas otras seguro pero como en esta ocasión,  juntos, saldremos victoriosos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *