REVALORIZACIÓN DE LA ARTESANÍA

Si algo nos está enseñando esta situación sin precedentes es a parar y valorar cosas que antes pasaban desapercibidas. Añoramos hasta la más sencilla de las situaciones. Una comida familiar con sus típicas discusiones, un café con esa amiga arreglando el mundo, una lectura sobre la arena mirando al mar, una barbacoa al aire libre con amigos o una escapada de fin de semana a algún lugar de tu lista de “pendientes”.

El desarrollo económico poco sostenible que ha fomentado la globalización nos ha llevado a un bucle ficticio de felicidad y entretenimiento siempre dependiente del consumo y de las marcas. Sumado a la incesante publicidad y sobrecarga informativa a la que estamos sometidos diariamente.

Como ya os hemos contando en otras entradas, desde hace ya un tiempo avanza con fuerza el comercio ético y sostenible. Comercios de venta a granel, moda o cosmética ecológica , huertos urbanos… un movimiento que debería convertirse en una forma de vida si queremos cuidar el planeta en el que vivimos.   

En esta ecuación nos situamos los que trabajamos con productos artesanales. Productos hechos a mano con mucho mimo cuidando hasta el más mínimo detalle. Llevan a las espaldas un trabajo constante, sin horarios, que tiene como objetivo estar a la altura de esta sociedad tan crítica y competitiva en la que nos encontramos. La artesanía es una oportunidad para la creatividad y la autorrealización. 

Pero que funcione no es posible sin la conciencia social. La producción y el consumo artesano nos humanizan, porque comprando lo hecho a mano no estás comprando un simple objeto. Compras horas de trabajo, de experimentos, de fracasos, de alegrías… un trozo de vida.

Puede que a día de hoy todos estemos preocupados por el futuro que nos depara esta situación, pero en MAIO no podemos estar más seguras de que esa conciencia social habrá aumentado con creces. 

Muchísimo ánimo a todo el pequeño comercio y a los artesanos en particular.

¡Todo va a salir bien!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *